La Decisión Nordica

odin-1024x78350ffb818b72a3.jpg

LA DECISION NORDICA

de Franky Lara

La taberna estaba decorada con todo tipo de detalles vikingos, escudos y hachas colgaban de las paredes de madera junto a fotografías de Drakkars, pieles de distintos animales, e incluso podía encontrarse el típico aunque totalmente erróneo casco con cuernos. Precisamente Odín estaba contemplando uno de estos cuando acabo la actuación de Tyr. Todos en la sala aplaudieron y felicitaron al dios de la guerra, que aunque había abandonado su carrera musical, le gustaba salir a cantar cuando se reunían en aquella taberna de Lerwick.

 

Había motivos para la celebración, los dioses nórdicos allí reunidos eran conocidos y temidos en todo el mundo, su influencia era fuerte en midgard, algunas de sus tradiciones aún se mantenían a día de hoy y el resto de dioses les temían, ¿Por qué si no, la mismísima diosa Amatersasu les convocaba a una reunión? ¿Por qué otro motivo le habría enviado aquel origami de color celeste? Les tenían miedo y querían llegar a algún tipo de acuerdo.

 

Odín apuro de un trago su cuerno de cerveza, saboreando la dulce e inminente victoria y observo el resto de la sala, la música invitaba a la celebración, los mortales embriagados danzaban alrededor de Eir y su vaporoso vestido blanco, dos bellas muchachas estaban sentadas en las rodillas de Thor, dándole de comer frutas y pescado , procurando que nada le faltase al dios del trueno, Tyr rodeado de doncellas que le adoraban pidiéndole autógrafos y otras cosas que no llegaban a oídos del padre de todos,  parecía que hubiesen regresado todos al Valhalla, todo el mundo estaba feliz.

 

Todos salvo Baldr, no había celebrado su última victoria, los sueños seguían acosándole en la noche y nada le hacía cambiar de humor. Un regusto a hiel subió por la garganta de Odín, la verdad es que aquella sucia y mugrosa taberna de las Shetland, se parecía al salón del Valhalla lo mismo que el meado de burra se parece al hidromiel.

 

Escupió el resto de la cerveza, deshizo el pajarito de color azul y volvió a releer el mensaje de la diosa japonesa.