Atar (Previa de Genios y Ladrones)

Nombre que se da en la tradición persa al fuego, al que Zarathustra estableció como símbolo de la verdad (Asa) y como punto focal de su culto. El segundo capítulo del Haptañhaiti Gatha, dentro del Yasma, está dedicado al fuego y en él se dice que es a través suyo que los fleles se acercaron a Dios. También se habla en el Yasma de Fuego, como hijo de Ahura Mazdah y como idéntico al Espítitu Santo (Sienta Mainyu) y considerando la forma visible del mismo, de idéntico modo que el sol y lal uz del día son considerados como formas visibles el Ahura Mazdah. La veneración del Fuego continua como punto central del culto entre los parsis, que han conservado intactos los antiguos rituales.

bibliografia  diccionario enciclopédico Salvat Universal 15º ed 1981