Azi-sruvara (Previa de Genios y Ladrones)

Es una figura demoníaca en los textos y la mitología de Persia Zoroástrica. Pertenece al suborden de Angra Mainyu. Los nombres alternos incluyen Azi Dahak, Dahaka, Dahak.

Se describe como un monstruo parecido a un dragón de tres cabezas y seis ojos. Se dice que tiene mil sentidos, para sangrar serpientes, escorpiones, y otras criaturas venenosas. Se dice también que puede controlar las tempestades y traer la enfermedad. Este dragón fue derrotado por el héroe Thraetaona o Fereydun, pero no podía ser matado; por ello fue encadenado a la montaña Damavand.

Existen historias de serpientes monstruosas, asesinadas o encarceladas por héroes o seres divinos, que se remontan a la prehistoria y se encuentran en los mitos de muchos de los pueblos indoeuropeos, incluidos los de los indoiraníes, es decir, los ancestros comunes de los iraníes y los indios védicos.

El más obvio punto de comparación es el sánscrito védico aji, que es afín al avéstico aži. Sin embargo, en la tradición védica, el único dragón importante es Vritrá, pero «no existe una tradición iraní de un dragón como el indio Vritrá, que es el guardián de las aguas y es derrotado por Indra» (Boyce, 1975: págs. 91-92).

Mientras que en la tradición iraní existen numerosos dragones malévolos, en la tradición védica solo aparece el dragón Vritrá, que es budhnia aji, el benevolente ‘dragón de las profundidades’. En el Rig-veda, los dioses luchan contra los dragones, en cambio en la tradición iraní esta función la ejercen los héroes mortales.

Así pues, aunque parece claro que matar dragones es cosa de héroes (y de dioses en el caso del Rig-veda) y es «una parte de la tradición y el folclore indoiranios, también es evidente que la India e Irán han desarrollado distintos mitos antes de tiempo» (Skjaervø, 1989:192).