Ignota Kadath / Previa de "Primigenios en China"

A falta de ver algunas máscaras os queremos presentar uno de los panteones primigenios.

El bien y el mal carecen de validez en la inmensidad del cosmos, en un universo ilimitado en lo espacial y lo temporal donde la humanidad no es más que una anécdota insignificante. 

La visión fugaz de una «ciudad maravillosa del atardecer» lleva a Randolph Carter a zambullirse en un mundo onírico de tintes lisérgicos y tan lleno de enigmas como la Ruta de la Seda que exploró Aurel Stein. 

Carter transita por un universo alternativo, desde el bosque encantado donde habitan los zoogs, a las alturas del Ngranek, la fabulosa Celephaïs, la ciudad de los gatos de Ulthar o el bullicioso puerto de Dylath-Leen con sus extraños mercaderes. Los avatares llevan también al viajero a la luna, donde habitan criaturas con aspecto de sapo y a un mundo subterráneo poblado por monstruos surgidos de la inagotable imaginación lovecraftiana. Por todas partes, Carter buscará una forma de acceder al castillo de ónice en la cima de Kadath para preguntar a los dioses de la tierra por esa ciudad maravillosa del atardecer.