Memorias de K'n Yan / Previa de "Primigenios en China"

K’n-yan se encuentra en una enorme caverna subterránea-casi tanto como la propia Norteamérica-bajo Oklahoma. De ella parten túneles hacia la superficie y a otros lugares, como las Tierras del Sueño, Yoth o N'kai. Es tan antigua como Mu y Lemuria. Es iluminada por una luz azul. Su capital es Tsath. Fue redescubierta en el siglo XVI por el conquistador español Pánfilo de Zamacona y Núñez, el cual la llamaba "Xinaián".

Es habitada por seres inteligentes de corte aristócrata, así como plantas y criaturas extrañas. Estos seres son de aspecto humano, y de ellos se cree que descendieron los antiguos pobladores norte y suramericanos, habiéndose trasladado a K'n-yan tras el hundimiento de la Atlántida. Antigualmente, tuvieron ciudades en el exterior, incluyendo una en uno de los montes de Kadath. Debido a su aislamento (llegando a prohibir salir a cualquiera que encontrase el lugar), perdieron parte de su cultura, incluyendo sus conocimientos de magia, pero son grandes soñadores y poseen poderes mentales y cienctíficos, manejando con maestría el poder atómico. Se cuenta que podrían tener origen extraterrestre, pero otros afirman que esto no es sino un ardid usado por los nativos para otorgarse la supremacía ante otros seres humanoides.