Memorias de Takamagahara / Previa de "Primigenios en China"

Según la mitología japonesa el universo estaba formado por tres partes, hecho que coincide con muchas otras mitologías como la concepción azteca de la tierra el cielo y el inframundo y por más de nueve millones de kamis, espíritus o deidades.

En el caso japonés las tres ubicaciones que relata el Kojiki son

*Takamagahara o la alta llanura celestial.
*Ashihara no Nakatsukuni, la tierra central de las llanuras de caña.
*Yomi, o la tenebrosa tierra de los muertos.

En sus orígenes, antes de que la tierra estuviera completamente formada cobraron vida tres dioses invisibles en el Takamagahara. Amanominakanushi, Takamimusubi y Kamimusubi, estos tres poderoso dioses o kami como se le conoce en la mitología japonesa, junto con otros dioses menores, Umashiashikabihikoji y Amanotokotachi formaban las Cinco Deidades Celestiales primordiales a partir de las que se creó el mundo y el resto de dioses y kami menores.
Entre los dioses y kamis a los que dieron vida encontramos a Izanagi e Izanami la pareja primordial que dio origen a la tierra.

Desde el puente Ama no uki hashi Izanagi e Izanami contemplaban la tierra aún sin formar como una masa viscosa en movimiento. Entonces decidieron hundir en esa masa una lanza decorada con joyas, Amenonuhoko. Al retirarla varias gotas cayeron sobre el océano y formaron la isla Onogoro a la que descendieron para unirse.
Iniciaron el ritual dando una vuelta alrededor de la columna celestial que habían creado y al encontrarse Izanami habló primero. Engendraron a su primogénito, Hiruko, un niño deforme que fue abandonado en una barca de juncos en el mar. Siguiendo el consejo de los dioses volvieron a intentarlo pero esta vez fue Izanagi quien habló primero al encontrarse y su matrimonio fue exitoso.