Sherezade

"Las mil y una noches"  narra la bonita historia de Shariyar y Sherezade. La leyenda cuenta como la esposa de Shariyar, fué descubierta in-fraganti en su recamara siéndole infiel, lo que significó una amarga sorpresa para el rey, esta traición le rompió su corazón.  Encolerizado por el despecho y  la ira mandó a ejecutarla inmediatamente. Shariyar dejo de ser un rey sabio y tolerante convirtiéndose en un villano déspota y desconfiado.
Desde entonces no volvió a confiar en la honestidad de  las féminas, y se propuso  no volver a ser traicionado. Para asegurarse de su propósito y llevar a cabo su terrible venganza con las mujeres, decretó que solo se casaría con doncellas vírgenes que serían decapitadas inmediatamente después de la noche nupcial.
Ante tal situación todas las jóvenes de la comarca temían por su vida, pues no se podían negar a una oferta de matrimonio hecha por el rey poniendo en peligro su familia. nadie sabía que hacer para acabar con la situación, excepto la ingeniosa Sherezade, ella cortejo al rey y se ofreció voluntaria para ser la siguiente  esposa. Impresionado por su valentía. Shahiyar contrajo matrimonio con ella. Su belleza e ingenio fascino el corazón del rey, pero este decidió que correría la misma suerte muriendo  como habían muerto sus antecesoras doncellas.

Llego la noche de bodas....entonces, justo cuando el rey estaba somnoliento presto a quedarse dormido. Sherezade comenzó a contarle una historia. Aunque estaba cansado, se sintió atraído por sus fascinantes palabras ¡ Sahiyar nunca había escuchado nada parecido ! la historia estaba llena de giros inesperados, de héroes y valientes y de fántasticos genios y monstruos. Era como si la ingeniosa Sherezade hubiera absorbido  la mejor literatura obteniendo su arte y narrativa  dorada, Cuando el sol estaba a punto de salir, justo cuando la historia comenzo su clímax, Sherezade dejo de hablar. Naturalmente el rey no podia matarla: tenía que escuchar como terminaba la historia.

Así noche tras noche, Sherezade siguió contando la historia a su marido, que permanecía atento a cada una de sus palabras. Los cuentos se entrelazaban, interminables en sus ingeniosas continuaciones. Mañana tras mañana, Shahiar perdonaba la vida a su esposa. Pronto pasaron  mil y una noches con sus días. Durante aquel tiempo, la sabiduría de Sherezade se ganó la confianza del rey y el amor. De ese modo salvo la vida, así como la vida de las de las doncellas  del reino.