Y'ha-nthlei / Previa de "Primigenios en China"

Los Profundos son unas criaturas con forma similar a la humana, pero sus cabezas parecen de pez, con unos grandes ojos sin párpados. Además tienen agallas en torno al cuello y manos palmeadas que forman zarpas. Son de color gris verdoso, con el vientre blanquecino y la mayoría tiene piel resbaladiza y su espalda jorobada está cubierta de escamas.

Suelen habitar bajo el agua, pero solo en océanos y mares, nunca en agua dulce. Aunque pueden moverse libremente por tierra muy rara vez lo hacen. Tienen la característica de que viven eternamente, aunque aun así son vulnerables y pueden morir por medios violentos. Además poseen la capacidad de procrear con humanos (ver abajo). Poseen una voz desagradable, muy característica por sus frecuentes sonidos guturales.

Su inmortalidad hace que crezcan en estatura y fuerza con el paso de los años. Esto hace que los individuos más ancianos sean los más grandes y poderosos. Cuando esto ocurre es más raro aún que salgan a la superficie.

En la actualidad, son enemigos de otra raza, los Antiguos, que aún a pesar de su reducido número, logran mantener a los profundos a raya por medio de hechizos.