REUNION DIVINA 1º PARTE

 

 

 

REUNION DIVINA 1º PARTE

de Franky Lara

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA 

Una gran mesa central, completamente abarrotada de manjares de todo tipo, era el único mobiliario de la sala, todas las mesas y sillas habían sido retiradas a ambos lados del restaurante y tapadas con sábanas, en el Tower Sphere center de la isla de Tennozu, ahora llamada isla de los dioses. El camarero daba continuos paseos de la cocina al salón para llevar los nuevos platos que el chef preparaba, todos habían sido elaborados con el máximo mimo y cuidado, la comida era enviada desde todo Japón, eran ofrendas de los mortales a sus dioses.

 

Amaterasu cogió un nigiri maguro con los delgados palillos, observo complacida su perfecta construcción, empapo el pescado en salsa de soja y lo saboreo de un bocado. Pudo ver a las mujeres que recogían el arroz con el agua hasta las rodillas y a los marineros sacando del mar uno a uno los enormes atunes, eran sus ashigaru y pescadores, eran su pueblo, la amaban y adoraban y ella pretendía pagarles de la misma manera.

 

-La situación debe cambiar, mi pueblo sufre y nuestro poder no va en aumento, ¡necesitamos respuestas!

-Jejeje, ¿a qué preguntas?-Takami Musubi se sentaba a la derecha de la diosa sol, no había parado de devorar platos en toda la noche, sin embargo, tras su pregunta dio un sorbo de sake y permaneció a la espera depositando sus palillos sobre su plato vacío.

-¿Cómo podemos conseguir más poder? ¿Cómo podemos derrotar a los demás dioses? ¿Cómo podemos ganar esta guerra?-El dios del trueno estaba más irascible que nunca desde su enfrentamiento con Thor en el Coliseo.

-Jejeje desde luego las respuestas a todas esas preguntas no las hallaras en tu lanza, Kone.

 

El dios del trueno, Aji-Suki-Taka-Hi-Kone no pudo evitar ponerse rojo de ira y vergüenza tras las palabras del dios del aire, pero no contesto al mordaz reproche, en su lugar lo hizo Hachiman, que se sentaba a la izquierda de Amaterasu.

 

-Lo que debemos averiguar es ¿Cómo consolidar lo que tenemos? ¿Por qué la energía de los puntos de poder conseguidos mengua cada día? ¿Por qué, salvo los nórdicos, el resto de dioses no ha luchado por conseguirlos?

-Jejeje, quizás esas respuestas las tienen precisamente el resto de dioses.

-El resto de dioses saben aún menos que nosotros y lo único que poseen es miedo, deberíamos acabar con todos ellos de inmediato.- Las palabras de Susanno-wo sacaron de su ensoñación a Ame-no-mi-Kurami, que se sentaba entre el belicoso dios y Hachiman.

-No podemos permitirnos más masacres como la de Roma, Susanno, con las armas actuales después de una guerra, no quedarían humanos que nos adorasen ni que le preparasen comida a Takami. Debemos establecer unas normas, acordar unos procedimientos y averiguar cuánto sepan.

-Jejeje, eso es cierto Kurami.

 

Todos esperaron pensando en las palabras de la diosa del agua, mientras el camarero servía unos platos de verdura y gambas en tempura, Hachiman cogió con sus palillos un brécol y observo su forma de árbol, cada una de las diferentes ramitas provenientes de un tronco central, después de unos segundos lo baño en salsa tentsuyu.

 

-Debemos concertar una reunión con los demás dioses, unificar criterios y proteger a los humanos de nuestras guerras, ese es el camino que debemos recorrer para encontrar las respuestas.-Dicho esto, dejo rodar el pequeño brote de brécol por el plato dibujando una estela de salsa.

-No pienso sentarme a compartir el sake con ese rubio gaijin.-El dios del trueno estaba claramente molesto ante la idea de volver a cruzarse con su rival nórdico.

-Hay un tiempo para el sake y otro para la sangre Kone, Hachiman ha hablado con sabiduría, invitare a los demás a la isla de dioses, se les ofrecerá protección y hospitalidad. Kurami y Takami me ayudaran en los preparativos. Los demás encargaros de la seguridad, puede que el sake traiga respuestas o puede que traiga sangre.

 

Tras las palabras de Amaterasu, los demás mostraron su respeto hacia la diosa y excepto uno, todos abandonaron el restaurante. La diosa sol tomo un trago de sake mientras Takami volvía a llenarse el plato.

 

-¿Traerá respuestas la reunión?

-Jejeje ¿Traen lluvia las nubes?

-A veces, aunque a veces viene acompañada de tormenta.

-Jejeje, así es.